Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

Cuándo y cómo empezó la relación

La amistad de Quique San Francisco y Pablo Motos

Pablo Motos despide a un amigo. A Quique San Francisco y al presentador de El Hormiguero les unía una amistad de más de 20 años. Empezaron a trabajar juntos en El Club de la Comedia y tras este espectáculo llegaron muchos otros proyectos. San Francisco, fallecido este lunes a los 65 años, era ahora un invitado fijo del programa de Motos: iba todos los años a que lo entrevistase.

Europa FM
  Madrid | 01/03/2021
Quique San Francisco y Pablo Motos, en 'El Hormiguero' (Antena 3) | Antena 3

Fueron más de 20 años de amistad. Quique San Francisco y Pablo Motos empezaron su relación a finales de los 90. El club de la comedia los unió. Pablo Motos fue uno de los creadores del formato y también guionista en sus primeros años. Quique San Francisco se encargaba de interpretar los textos de Motos. Los monólogos escritos por el de Requera eran sus favoritos. "Echo mucho de menos cuando escribías tú los monólogos porque, en honor a la verdad, son los mejores que he hecho", le confesó el actor, fallecido este lunes 1 de marzo, en Madrid durante la que fue su última visita a El Hormiguero.

Pablo Motos también se puso sensible aquel día. "Si nos ponemos en modo amigo... Te tengo que decir que cuando hicimos El Club de la Comedia, que aquello era una idea muy rara, tú le diste nivel. Un monólogo de Quique San Francisco no tiene nada que ver con nada. Los demás cuando hacemos un monólogo tiramos el texto, a Enrique le da igual el texto. No se lo ha aprendido en la vida", dijo Motos en aquella visita de diciembre de 2019.

Sin saberlo ese día se despidió del programa de Antena 3 al que acudía puntualmente cada temporada. "Si no me llamas una vez al año, me molestaría. Para mí es un placer estar aquí", dijo San Francisco en una entrevista de 2018. Fue otra de las muchas veces que acudió a divertirse a El Hormiguero, que también contó con él en algunos especiales: fue el invitado del programa 300 en febrero de 2005 y acudió junto a Jorge Sanz para celebrar la emisión 900 en 2012.

Para Pablo Motos, Quique San Francisco era su maestro. "Me has enseñado todo lo que sé y lo que ha hecho que esté en la televisión", le dijo en otra visita a El Hormiguero. Porque después de El Club de la Comedia, el actor de Los ladrones van a la oficina lo llamó para colaborar con él en su espectáculo Francamente... la vida según San Francisco, que estrenó en 2001 en el Teatro Alcázar de Madrid. Pablo Motos se encargaba de interpretar un monólogo de apertura sobre los segundones. En 2004 trabajaron juntos en la obra Entre fuerte y flojo, de la que Pablo Motos era coautor y protagonizaba junto a San Francisco.

"Pero mira dónde has llegado y dónde estoy yo", le replicó San Francisco, a lo que Motos respondió dejando clara su amistad y recordándole una de sus enseñanzas. "Pablito, lo importante no es tener cosas, lo importante es ser amigo de quién las tiene", le dijo el presentador, que antes de llamar a Quique San Francisco cada año para entrevistarlo en El Hormiguero, lo llamó como colaborador en su programa de radio No somos nadie.

Noches de borrachera y regalos en plató

Tantos años de amistad les han llevado inevitablemente a compartir muchos momentos. San Francisco, conocido por su vida de excesos, también pasó grandes momentos de fiesta con Pablo Motos. El presentador de El Hormiguero se lo contó a Trancas y Barrancas. "Con El Cigala que yo recuerde me he ido de fiesta tres veces, una enía Enrique San Francisco. Me puse tan pedo que me tuvo que llevar a casa El Cigala", dijo sobre la noche que terminó con el amanecer.

Hay muchas anécdotas que unen a Pablo Motos y a Quique San Francisco. Se notaba en la complicidad que desprendían ante las cámaras. Les gustaba vacilarse e incluso permitirse ciertos lujos. San Francisco ha sido el único invitado de El Hormiguero que exigía regalos en sus visitas. "Una Thermomix en tu última visita, ahora una linterna, un cuchillo y un afilador. Que así a simple vista parece que no es nada, pero ha sido un estacazo tremendo", le replicó un día Motos al actor, para el que esos regalos eran la forma que tenía de cobrar por sus visitas.

No todo eran bromas entre ellos, también trataban temas serios. En El Hormiguero también hablaron de la muerte. "No tengo miedo a morir. pero sí a hacerlo de forma dolorosa. Y sobre todo al dolor que le puedes provocar a los que están a tu lado", le confesó Quique San Francisco, quien aquel día también dio una lección: "En cualquier momento podemos irnos, por eso hay que vivir lo mejor que se pueda".

Seguro que te interesa

👉La vida de excesos de Quique San Francisco

👉Las últimas palabras de Quique San Francisco desde la UCI