ICONO POP Y LGTBIQ+

Samantha Hudson: de las preguntas sobre su identidad trans que se hizo con 13 años al éxito de 'Maricón' como punto de inflexión

Se trata de una de las voces más reivindicativas del colectivo LGTBI. Samantha Hudson empezó a despuntar en el mundo artístico gracias a su primer single, un controvertido trabajo universitario que supuso el punto de partida de una vida irreverente y descarada.

Samantha Hudson
Samantha Hudson // GTRES

Europa FM

Madrid 13/09/2021 19:30

La 'Miranda Makaroff de los pobres', 'reina de los bajos fondos' y 'casi chica y casi normal'. Estas son algunas de las acepciones con las que Samantha Hudson se define a sí misma, ya que lo de ser sencilla y recatada no tiene nada que ver con su estilo.

Cantante y artista sobre el escenario, activista en la calle y voz de una generación en las mesas de debate. Casi nadie es indiferente al estilo de Samantha Hudson, la colaboradora de yu, No te pierdas nada que desde bien pequeñita supo que no encajaba en los cánones básicos que la sociedad le ponía delante.

Un controvertido trabajo para clase, el punto de inflexión

Como parte de un proyecto para la asignatura Cultura Audiovisual, Hudson grabó el videoclip de Maricón, un tema cuya letra reivindicaba un estilo de vida nada convencional y que colgó en la plataforma YouTube. "Soy maricón y me encanta la iglesia, pero no dejan entrar porque monto la gresca", cantaba la performista, que enfadó tanto a organizaciones religiosas como a partidos políticos conservadores. Su profesora le puso un sobresaliente.

Más tarde siguió explotando su faceta musical con otros temas como Burguesa Arruinada o Dulce y Bautizada.

Su ejemplar discurso de graduación

"En el momento en el que yo me pongo una corona, [esto] supone un acto político. En el momento en el que me pongo una mochila de princesas, estoy luchando contra un sistema que me oprime. Y cuando yo me visto de rosa y salgo a la calle y llamo la atención, estoy luchando contra una sociedad que me rechaza y me niega el derecho a disfrutar de mi propia vida. Porque yo realmente corro peligro por ser como soy".

Extracto extraído del documental biográfico 'Samantha Hudson, una historia de fe, sexo i electro queer' realizado por Joan Porcel.

"El género nos violenta a todos"

Iván González nació en León en el año 1999 pero pronto se mudó a Mallorca, lugar donde pasó su infancia. A los 13 años comenzó a hacerse preguntas sobre su identidad transgénero y se liberó en cuanto a actitud y forma de vestir, aunque en ningún momento optó por las denominadas cirugías de reasignación de sexo. "[A esa edad] me gustaba mi apariencia cuando encajaba en un rol femenino [...] Simplemente quería ser así", dijo en una entrevista con El País.

Fue gracias a su formación intelectual en las diferentes concepciones del género cuando decidió seguir con el estilo de vida que había llevado hasta ahora, sin querer encajar exactamente en los roles femeninos que la sociedad impone. "No hay una forma correcta o incorrecta de habitar el género, porque es un constructor social y nos violenta a todos por igual", aseguraba hace pocos días en su sección de yu, No te pierdas nada.

Sobre el escenario y en la televisión

Las uñas, Paca te lleva al huerto, Veneno y Drag Race España han sido los cuatro proyectos que en los que Hudson ha colaborado con Atresmedia, además de su papel como colaboradora en Vodafone yu.

Su estética trash y sus referencias de estilo pop la han encumbrado como uno de los iconos LGTBI más conocidos de su generación. Algunos la odian, otros la aman, pero nadie puede negar que tiene un estilo y una voz propias. Así lo dejó claro en Gen Playz, un programa de debate presentado por Inés Hernand en el que ha debatido con coetáneos de ideología radicalmente opuesta a la suya.

En 2021 puso en marcha su primer espectáculo performativo, titulado Eutanasia Deluxe y representado en el Teatro Lara de Madrid.