Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

21 DE JUNIO

Día de la Música: es el momento de devolverle todo lo que nos ha dado

No hay mejor día que hoy para reivindicar el papel de la música en nuestras vidas. Algo tan imprescindible en ellas necesita reconocimiento. Por eso, hoy hacemos nuestro pequeño homenaje a la música con una pequeña reflexión sobre este arte.

Álex Vilalta
 |  Barcelona | 21/06/2020
Amaral, en su actuación el Día de la Música

Amaral, en su actuación el Día de la Música / europafm.com

Imagínate un largo silencio. La nada. El más absoluto vacío. Probablemente nuestra vida sin música no llegaría a tal extremo por el ruido de nuestro día a día. Pero lo que está claro es que nuestra vida tendría menos sentido si no existiera.

Y es que en el Día de la Música queremos homenajear a este género artístico que tantas cosas nos ha aportado. Para los músicos se trata de una forma de expresar su arte y sus sentimientos mucho más allá de las palabras. Una vía de escape que les permite vaciarse para contar todo aquello que con palabras les resulta imposible. Ese trazo de mina de lápiz que une todos los puntos numerados hasta acabar formando un dibujo que parecía oculto.

Para los oyentes la cosa aún va más allá. La música no solamente es una forma de consumir y disfrutar del arte, sino que se ha convertido en un auténtico compañero de vida para muchos de nosotros. De hecho, no me equivocaría al pensar que no podríamos vivir sin ella. Nos transmite tantas sensaciones que es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo. Nos alegra, nos divierte, no pone tristes o nostálgicos. Al fin y al cabo, es una corriente continua de sentimientos que consigue traspasar nuestra piel para tocar nuestra alma. Y allí es donde se genera la magia: ese momento en el que escuchas una canción por primera vez pero sabes que va a marcar un antes y un después en tu vida. Ese click que convierte una sucesión harmónica de notas escritas en una partitura en un enorme cajón en nuestro cerebro listo para ser llenado de recuerdos y momentos.

El día 21 de junio se celebra el Día Mundial de la Música. Originariamente se celebraba el Fiesta Europea de la Música coincidiendo con el solsticio de verano y la llegada del buen tiempo. Pero en 1985 la fiesta empezó a exportarse a todo el mundo convirtiéndose en la celebración que es hoy en día. La idea es reivindicar la música en vivo con conciertos gratuitos de todos los estilos musicales y en todos los formatos: desde el callejero hasta en gran formato en espacios municipales. La celebración, que se creó en Francia, se ha acabado exportando a todo el mundo y ya son muchas las grandes ciudades como Nueva York, Berlín o Ciudad de México en las que se celebra el Día Mundial de la Música.

La música nos acompaña a todas partes: cuando nos levantamos, mientras nos duchamos, al conducir, mientras trabajamos, cuando hacemos deporte, mientras cocinamos, al estudiar o para conciliar el sueño. De Mozart a Rosalía. De música clásica a trap. Todo es música, ni peor ni mejor, ni hecha por eruditos ni por frikis, sino simplemente música. Música que nos puede hacer disfrutar.

Y como decía Abba, 'Thank You For The Music'. Y es que la música también puede servir para dar las gracias. Dar las gracias a todas aquellas personas que han luchado por nosotros: médicos y personal sanitario, trabajadores de servicios esenciales y fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. O simplemente para dar las gracias a aquellas personas a las que queremos. Y en esa playlist de agradecimiento no podrían faltar temazos como 'Gracias' de Pablo Alborán incluida en su álbum Terral, o 'Gracias' de El Canto De El Loco. Y no podría faltar, sin ninguna duda, 'Héroes'. La mítica canción de David Bowie ha sido versionada por un montón de artistas de manera altruista, y es que los beneficios de esta canción irán destinados a Cruz Roja España para luchar contra las consecuencias de la Covid-19.

 

Por ese motivo es justo darle a la música el lugar que se merece. Vayamos a conciertos, compremos los álbumes de nuestros artistas favoritos, apoyemos el talento emergente y local. Durante esta crisis sanitaria, los artistas han demostrado dar la talla y saber reinventarse ofreciendo de manera gratuita aquello a lo que se dedican profesionalmente. Y es que no solo viven los artistas de la música: productores, sellos discográficos, recintos de conciertos, técnicos de sonido y de luz, montadores y empresas de espectáculos necesitan hoy más que nunca nuestro apoyo. Con la vuelta a la “nueva normalidad” muchos de ellos, como Pablo López o Antonio José, han anunciado que regresan a los escenarios. Y después de todo lo que los artistas nos han dado durante estos meses, seguramente no hay mejor momento para devolvérselo. Y desde Europa FM, como venimos haciendo los últimos casi 25 años, lo seguiremos haciendo.

¡Qué viva la música!

Últimas Noticias