FALLECIDO EL 25 DE MARZO

Todo lo que se sabe sobre la muerte de Taylor Hawkins, el batería de Foo Fighters

Taylor Hawkins, el batería de la banda estadounidense Foo Fighters, falleció el pasado 25 de marzo. Las autoridades colombianas encontraron diez sustancias en su organismo y un corazón de tamaño anormal.

Taylor Hawkins
Taylor Hawkins // Getty

Patricia Camacho

Madrid 03/04/2022 11:05

El batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins, falleció repentinamente el pasado 25 de marzo, dejando estupefacto al mundo de la música. El artista de 50 años, se encontraba con la banda en un hotel de la lujosa cadena Four Seasons, en Bogotá (Colombia), donde la banda tenía previsto tocar en el festival Estéreo Picnic, como parte de su gira por Sudamérica.

Hawkins, que empezó a sentir un dolor en el pecho, fue atendido por un equipo médico. Sin embargo, tal como explica en un comunicado la Secretaría de Salud de Colombia, a pesar de las respectivas maniobras de reanimación, no hubo respuesta por parte del músico, y lo declararon fallecido.

Los resultados del estudio forense de Tom Hawkins

La Fiscalía 24 horas hizo pública la prueba toxicológica practicada al cadáver de Taylor Hawkins mediante un examen de la orina. Dicha prueba confirma que el artista consumió diez tipos de sustancias, entre ellas, antidepresivos, benzodiacepinas, marihuana y opioides, lo que le generó una aparente falla cardiaca.

Además, se dio a conocer que el tamaño del corazón del músico tenía el doble del volumen normal, llegando a pesar 600 gramos cuando el peso regular en un adulto promedio es de 250 gramos.

Por su parte, el Instituto Nacional de Medicina Legal continúa investigando para tratar de esclarecer los motivos del fallecimiento de Taylor. Mientras, la Fiscalía, se ha comprometido a dar a conocer públicamente los informes forenses, dada la repercusión que ha tenido la muerte de la estrella.

Por qué Taylor Hawkins tenía un corazón de tamaño anormal

Según la autopsia, el corazón de Taylor Hawkins pesaba “al menos 600 gramos”, teniendo el doble del tamaño con respecto al de un adulto promedio, que pesa de 250 gramos hasta, máximo, 350 gramos.

Los forenses concluyeron que el rockero sufrió un “colapso cardiovascular” provocado por una sobredosis de heroína y un cóctel de otras sustancias, lo que se traduce en una incapacidad del sistema circulatorio de aportar sangre oxigenada a los tejidos del cuerpo para sus necesidades biológicas.

No obstante, fuentes cercanas del artista han desvelado que Taylor había mencionado en vida el motivo de su poco frecuente tamaño y peso del corazón, señalando que no era a causa del uso de algún estupefaciente sino de su forma física en aquel entonces.

La respuesta de la banda ante la pérdida

El martes 29 de marzo por la mañana se compartieron fotos de la banda Foo Fighters llegando a Los Ángeles y siendo recibidos por sus amigos tras este devastador golpe que ha supuesto el fallecimiento de su batería.

"La familia Foo Fighters está devastada por la trágica y prematura pérdida de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre. Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad sea tratada con el máximo respeto en este momento inimaginablemente difícil", manifestó el grupo en Twitter.

El grupo, compuesto por el cantante Dave Grohl, el bajista Nate Mendel, los guitarristas Pat Smear, y Chris Shiflett y el pianista y organista Rami Jaffee, emitió otra nota informativa en sus redes sociales anunciando la cancelación de todos los conciertos de su gira para poder "llorar" la repentina muerte de su batería: “Con gran tristeza, Foo Fighters confirma la cancelación de las próximas fechas de la gira tras la inesperada pérdida de nuestro hermano Taylor Hawkins".

Foo Fighters, que estaba de gira en Latinoamérica, tenía dos paradas pendientes en España durante el mes de junio: el día 16 en la Ciudad de las Artes y de las Ciencias de València y el 20 en el Estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Asimismo, la banda iba a actuar el próximo domingo 3 de abril, en los Premios Grammy, en Las Vegas, donde están nominados en tres categorías.

La adicción a las drogas de Taylor Hawkins

Aunque en repetidas veces Taylor conquistó los escenarios con sus solos de batería, siempre admitió que tenía dudas de estar a la altura de Grohl, que además de vocalista de Foo Fighters fue batería de Nirvana.

“Muchas de mis inseguridades, que me llevaron a consumir muchas drogas, tenían que ver con que no me sentía lo suficientemente bueno para estar en esta banda, para tocar la batería con Dave”, reconoció en 2002.

Sin embargo, esta no era la primera vez que Hawkins sufría una sobredosis. En 2001 el músico sufrió una sobredosis en Londres que le llevó a estar varios días en coma. Tras este suceso, el batería bajo el ritmo de sus fiestas y su consumo de drogas, tal como explicó en Beats 1’s de Matt Wilkinson: “Siempre estaba de fiesta. No era como un drogadicto per se, pero estaba de fiesta. Hubo un año en el que la fiesta se volvió demasiado pesada. Gracias a Dios, en algún nivel, un tipo me dio la raya equivocada con la cosa equivocada una noche y me desperté pensando: '¿Qué diablos pasó?'. Ese fue un verdadero punto de cambio para mí".

El lado más personal de Taylor Hawkins

Hawkins se casó en el año 2005 con la ilustradora estadounidense Alison Hawkins, con quien vivía en la localidad de Hidden Hills, en California. Tan solo un año más tarde dieron la bienvenida a su primer hijo, Oliver, para poco después recibir a Annabelle y a Everleigh.

El batería trabajó con Alanis Morissette, siendo uno de sus trabajos más destacados antes de encontrarse con Dave Grohl. Igualmente, en los últimos tiempos había emprendido varios proyectos en solitario. Su último trabajo con Foo Fighters fue Medicine at Midnight, además de grabar un álbum de versiones de Bee Gees y participar en la película Studio 666.

Taylor Hawkins y su mujer Alison
Taylor Hawkins y su mujer Alison // Getty