'Happier Than Ever: A Love Letter to Los Angeles'

Las tres lecciones de vida que aprendimos viendo el documental de Billie Eilish

Billie Eilish acaba de estrenar Happier Than Ever: A Love Letter to Los Angeles, un concierto especial que combina imágenes de la cantante con fragmentos de animación y del que extraer unas cuantas lecciones de vida.

Potada de 'Happier than ever', de Billie Eilish
Potada de 'Happier than ever', de Billie Eilish // UMG

Europa FM

Barcelona 11/09/2021 06:04

Billie Eilish presenta su último show, un concierto de hora (y pico) en el que rinde un sentido homenaje a la ciudad de Los Angeles, al ritmo de las canciones de su segundo disco, Happier Than Ever, que hablan sobre la aceptación de uno mismo, la lucha de la mujer y la liberación sexual femenina.

Para dirigir semejante espectáculo, Billie se ha aliado con el reconocido director Robert Rodríguez, que colabora junto a Patrick Osborne y Gustavo Dudamel, director de orquesta. El principal atractivo de Happier Than Ever: A Love Letter to Los Angeles es que combina a la perfección imágenes de Billie Eilish en el emblemático Hollywood Bowl con una versión suya animada que recorre la ciudad.

Solo hay que ver los primeros minutos del show para darse cuenta que estamos ante un producto muy mimado, cuidado hasta el último detalle. La canción Billie Bossa Nova, que empieza a sonar junto con la entrada de la Filarmónica de Los Angeles, es una delicia musical.

Luego están las lecciones que se pueden aprender de este trabajo tan personal de la artista de 19 años.

La importancia de aceptar nuestro cuerpo

Not My Responsibility es una de las canciones en las que la cantante relata la lucha de la mujer y el juicio moral que debe soportar hacia su cuerpo y vestimenta diariamente, entendidos dentro de una sociedad machista, que no deja de juzgarla y valorarla sexualmente.

El pasado tóxico hay que dejarlo atrás

I Didn't Change My Number es otro de los temas con el que empieza la gala, para sumergirnos, sin demasiados preámbulos, dentro de una atmósfera única, marca de la casa Eilish. La canción ahonda en los vínculos tóxicos convirtiéndose en una llamada de alerta para quienes la escuchen y así saber identificar los elementos que vaticinan una relación complicada con alguien. Billie Eilish le canta a las obsesiones y a la importancia que tiene saber dejar atrás a una persona cuando es el momento.

Déjate llevar por tu lado salvaje

En Oxytocin Billie Eilish está enorme y se libera sexualmente para dejar salir su lado más salvaje. Billie relata un encuentro sexual, explícito, cargado de lujuria, hasta llegar al clímax. El nombre de la canción, claro está, hace alusión a la oxitocina, la hormona responsable de todo lo relacionado con el amor y el placer.

El culmen del tema llega en su tercer minuto, cuando los sonidos estridentes suben de intensidad y permiten que Billie se desate durante el minuto restante. Aunque la cantante ha sido identificada por una voz más tenue y constreñida, en canciones como esta Oxytocin se encarga de darle un giro a todo eso y convertir su voz en un potente altavoz. Es una de las canciones más agresivas que tiene la cantante.

Bonus Track: gracias, Los Angeles

Con Male Fantasy, Billie agradece a Los Angeles por todo lo que le ha dado durante tantísimo tiempo convirtiendo los minutos finales del show en una oda absoluta la ciudad. Por supuesto, Finneas, su hermano, está a su lado, como su fiel escudero. Es una de las canciones más emotivas de todas, la gran despedida del show.

¿Dónde se puede ver el concierto?

El concierto es una gran oportunidad para escuchar de principio a fin Happier Than Ever (2021), el reciente disco de Eilish con el que dio continuidad al impresionante fenómeno de su debut, When We All Fall Asleep, Where Do We Go? (2019). La producción está disponible en Disney+.