PERIODISTA DEPORTIVA

Isabel Forner, colaboradora de 'Zapeando': su edad, su peor día como reportera y el futbolista que le hizo la cobra

La periodista deportiva Isabel Forner se ha convertido en una más en la mesa de Zapeando. La valenciana de 30 años se mueve como pez en el agua entre chistes, aunque la mayoría de sus anécdotas laborales están relacionadas con el fútbol.

Isabel Forner responde si está operada tras una broma de Miki Nadal sobre la silicona que desata las risas del plató
Isabel Forner responde si está operada tras una broma de Miki Nadal sobre la silicona que desata las risas del plató // laSexta.com

Patricia Camacho

Madrid 24/08/2022 15:04

Isabel Forner es ya una veterana en la mesa de Zapeando. La periodista deportiva de 30 años (Valencia, 1992) debutó en el programa de laSexta en junio de 2021 y este verano ya se mueve en el plató como pez en el agua.

"Gracias Zapeando por darme la oportunidad de divertirme y a todos los compis de mesa (...) por haberme recibido con los brazos abiertos (...) Ha sido una auténtica pasada", decía en Instagram tras su primer programa.

La comunicadora aterrizó en el programa para conducir una sección sobre los deportes más absurdos o surrealistas, aunque ahora entra en todos los debates. Eso pasa también por hablar de ella misma y, como ocurrió el martes 23 de agosto, hacer confesiones estéticas.

"La gente me dice que llevo cosas. No llevo nada de silicona", dijo ante una insinuación de su compañero Miki Nadal, que luego aclaró que hizo la broma porque sabía que no estaba operada.

El lado más personal de Isabel Forner

Poco se sabe de la vida personal de Isabel Forner.

La periodista cuentan con cerca de 100.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde suele publicar fotos de su vida privada. Así sabemos que le gusta viajar y comparte numerosas experiencias con amigas. Lo que se desconoce es si tiene (o no) pareja.

Quería ser forense y acabó como periodista

Isabel Forner se ha hecho un hueco en el periodismo deportivo aunque su camino no iba inicialmente por esa línea. "Lo mío parecía que iba a ser la medicina forense. Me apasionaba. Quizá quien me introdujo en el mundo del futbol fue mi abuelo Pascual, madridista sin remedio", contó en una carta publicada en El País. "La primera vez que pisé el césped del Bernabéu para entrevistar a los jugadores me acordé de él".

Licenciada en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, al terminar la carrera se mudó a Madrid para realizar un Máster de Radio de Onda Cero en la Universidad Nebrija y otro de Periodismo Deportivo, Radio y Televisión en la Universidad Villanueva. Con esta formación, comenzó su andadura profesional, la cual la llevó por distintos programas como beIN SPORTS, Gol Televisión o Fox Deportes.

Actualmente, además de ser colaboradora de Zapeando, trabaja en Movistar+ cubriendo los partidos de LaLiga y los encuentros de la Champions League de los equipos españoles.

"Aquí lo que vale es el trabajo bien hecho. Picar piedra, esforzarte, prepararte los programas, los partidos y, además, pienso que la naturalidad es clave. Sabemos dónde estamos, lo que hay, lo que nos cuesta y lo que queda por conseguir”, responde cuando le preguntan cómo es trabajar en un mundo que, hasta hace unos años, era territorio exclusivo de hombres.

La 'cobra' que le hizo Salah tras ganar la Champions en 2019

Uno de los momentos más famosos de la carrera de la valenciana fue durante la celebración del Liverpool como campeón de la Champions League en el Wanda Metropolitano en 2019.

La periodista entrevistó al jugador egipcio Mohamed Salah en un ambiente cargado de ruido y alboroto. Es por ello que se acercó al deportista para pedirle la última pregunta: The last one. El jugador pensó que se acercaba para darle un beso, por lo que decidió apartarse, dejando una mal llamada “cobra” para el recuerdo.

Su peor anécdota como reportera

La cobra de Salah es una anécdota más en su carrera como reportera. La peor situación la vivió tras el final de un partido de fútbol, un hombre se acercó a ella y la intentó besar mientras hacía un directo.

Forner lo contó en Zapeando y explicó que su compañero cámara se dio cuenta de la situación e intentó evitar que se viese al intruso. "El cámara se dio cuenta de que un individuo se me acercaba y cerró el plano. Yo pensé que se estaba viendo en casa, pero le partí las gafas que llevaba", desveló.

"Acabé mi directo diciendo: 'Bueno, ya veis todo muy tranquilo por aquí'. Es lo único que se me ocurrió", concluyó la periodista, quien asumió que ser reportera “es peligroso”: "No está tan valorado como debería".

Te puede interesar