Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

sueño

  • Una mujer mira el móvil antes de dormir

    Cómo dormirse en 2 minutos: el método del ejército de EEUU

    Llevas levantado desde las 7 de la mañana, has ido al trabajo, has comido, has hecho todos los recados que tenías pendientes... llegas a casa y vuelves a salir, porque el día todavía no ha terminado: te toca sacar al perro. Vuelves a casa y ahora sí, te pones el pijama. Cenas y mientras ves la televisión o alguna serie ya comienzan a cerrarse tus ojos. Sin embargo, cuando te metes en cama, no puedes parar de dar vueltas. El cansancio es tan fuerte que te impide conciliar el sueño. ¿Este es tu día a día? Deberías probar este método.

  • Dormir más de la cuenta tampoco es bueno para la salud

    El método 478: cómo conciliar el sueño en tan sólo un minuto

    El insomnio es uno de los problemas más habituales entre la población; además, la falta de sueño puede pasar factura ya que afecta tanto a la salud física como emocional. Pero con el método 478 todo eso queda a un lado porque consigue que concilies el sueño en tan solo 60 segundos.

  • Bebé quedándose dormido mientras come espaguetis

    La divertidísima lucha de un bebé por no quedarse dormido mientras come espaguetis

    Comer y dormir son necesidades básica y muy importantes, sobre todo para un bebé. ¿Pero qué ocurre cuando quieres hacer las dos cosas a la vez? Uno de los vídeos más divertidos que hemos encontrado por las redes estos últimos días muestra la lucha interna de un pequeño niño por no quedarse dormido mientras disfruta de un plato de deliciosos espaguetis.

  • Una compañera de habitación muy activa

    Cada vez que Belén intentaba conciliar el sueño, su compañera de habitación empezaba a masturbarse. Con el matraqueo que lleva la chica, ahí no había quien pegara ojo.