TRAS SU SUICIDIO

La contundente reflexión de Silvia Abascal sobre la participación de Verónica Forqué en 'MasterChef'

La trágica muerte de Verónica Forqué sigue generando reacciones días después de conocer la noticia. La última en pronunciarse ha sido la actriz Silvia Abascal, compañera de la fallecida, que ha lanzado un importante mensaje a través de sus redes sociales sobre la participación de su amiga en Masterchef meses antes de su muerte.

Silvia Abascal y Verónica Forqué
Silvia Abascal y Verónica Forqué // Instagram / @silviaabascal

Europa FM

Madrid 18/12/2021 11:26

El pasado lunes 13 de diciembre la noticia de la trágica muerte de Verónica Forqué sorprendía a España hasta dejarnos helados. La actriz, que hasta hace unas pocas semanas había estado participando en el reality de cocina Masterchef Celebrity, fue hallada muerta en su domicilio de Madrid y, días más tarde, la autopsia confirmó lo que ya era un secreto a voces: Forqué se había suicidado.

Durante los días posteriores a ese anuncio, las redes sociales se han llenado de opiniones respecto a la muerte de la mítica intérprete de Kika, especialmente dentro del propio gremio de la actuación, donde compañeros y amigos de profesión de Forqué han querido dejar sus más sentidas despedidas y también hablar sobre la importancia de la salud mental a día de hoy.

La actriz Silvia Abascal, amiga de Forqué y con la que compartió escena en la ficción Pepe y Pepa, en la que interpretaba a una de las hijas de la protagonista, ha sido una de las últimas en mostrar su opinión en su cuenta de Instagram, donde ha lanzado una cruda reflexión sobre este trágico suicidio.

Tito Valverde, Verónica Forqué, Carlos Vilches, María Adánez y Silvia Abascal en 'Pepe y Pepa' title=
Tito Valverde, Verónica Forqué, Carlos Vilches, María Adánez y Silvia Abascal en 'Pepe y Pepa' // RTVE

Silvia Abascal reflexiona sobre la muerte de Verónica Forqué

"Nadie ha matado a Vero. Ha sido ella. Su decisión. Necesidad de paz y descanso que vuela respetablemente por encima de nuestro dolor", recordaba la actriz madrileña, a la que esta muerte ha tocado muy de cerca por su amistad con Forqué.

"Yo sí he visto su participación en el programa", explicó Abascal, que señaló que "con respecto a Vero, lo he hecho tapada entre cojines de tristeza y pudor; de incomprensión. Resignada en el ya está grabado pero sin dejar de plantearme su exposición".

Así, la intérprete reconocía que, como ella, no hacía falta "conocerla desde hace casi 30 años" ni "ser profesional médico" para darse cuenta al verla de que Forqué "no estaba bien". "No entendía cómo se le permitía participar ni continuar en lamentables y evidentes condiciones", ha reiterado Abascal.

Según ella misma ha dicho, aunque Forqué quería participar en el programa, esta decisión estaba supeditada a su "desequilibrio" mental en ese momento. "No entendía por qué en ediciones anteriores, salidas o comportamientos infinitamente menos cuestionables fueron 'penalizados' al momento y no en esta ocasión. Tuvo que ser Vero la que dejara su participación por propia voluntad. ¿Le correspondía a ella esta decisión o a nosotros?", se ha preguntado la actriz.

Añadía, además, que las risas y la felicidad que Verónica Forqué había derrochado durante su paso por el programa no le convencían: "Nadie se agota de ser feliz. A lo largo de su camino, entre muchos viajes a la India y maestros, profundizó en el yoga y en la meditación. Luminosidad y espiritualidad fueron dos de sus sellos. ¿Cuál era el sentido de hacer parodia de esto? Tampoco lo entendía. Menos dándose de bruces con el que era su estado actual", volvía a preguntarse Abascal.

Con respecto a los comentarios que han ido circulando en los últimos posts de Forqué y que han reabierto el tema de la salud mental, la actriz ha sido muy contundente: "He leído comentarios salvajes, despiadados en las redes y su propio muro. He contenido las ganas de responderlos, no por la saludable recomendación de no entrar en ello, sino porque mi respuesta pudiera sumar en ella más dolor".

Así, la actriz hablaba abiertamente de lo que ella considera una "virtual lapidación" contra Verónica Forqué y se preguntaba cómo lo habría gestionado: "No me atreví a volver a escribirla, desde hacía un tiempo no contestaba a mis mensajes. Me duele en lo más profundo la idea de que se haya ido pensando, sintiendo… que habiendo sido una de las actrices más queridas, había pasado radicalmente a estar en el lado contrario", explicaba.

"El foco no está en las caras visibles del programa; compañeros y presentadores. Sino en las invisibles; las cabezas pensantes que lo crean y las que lo consumen. Insisto: yo sí lo vi. Yo sí compartí con muchos amigos y compañeros esta absoluta incomprensión sin despertar del letargo. Sin plantearnos ni por un segundo la posibilidad de que se pudiera frenar. De por lo menos intentarlo. Hoy me pesa y me duele por todas las partes", compartía Silvia Abascal.

"La responsabilidad de este horror de desenlace no pasa ni por asomo por un concurso y los comentarios generados. Está claro. Pero igual de claro es, que como profesionales del medio o espectadores… como seres humanos, seamos conscientes, responsables, de que la falta de límites en la exposición y el insulto no ha ayudado ni ayudará nunca en el delicado proceso de un trastorno y su recuperación. Individual y colectivamente; reflexión, autocrítica, aprendizaje. No podemos volver a quedarnos horrorizados de brazos cruzados y en la sombra. No puedo", concluye la actriz.